Síguenos en

Aula virtual

Vajrasattva


Vajrasattva (Skt.; Tib. རྡོ་རྗེ་སེམས་དཔའ་, Dorje Sempa; Wyl. rdo rje sems dpa’) — el buddha sambhogakaya Vajrasattva es el soberano de todas las familias de buddhas y mandalas. El linaje de Dzogchen está deliniado desde el dharmakaya Samantabhadra al sambhogakaya – las cinco familias de buddhaas y Vajrasattva, que es el propio reflejo de Samantabhadra. Esta es la trasnmisión directa mental.

Yukhok Chatralwa Chöying Rangdrol dice:

En el pasado, mientras estaba en el camino del aprendizaje, Vajrasattva hizo la siguiente aspiración:
¡En el futuro, cuando alcance la completa y perfecta budeidad, puedan aquellos que cometieron los cinco crímenes con retribución inmediata, o cualquiera que haya roto sus compromisos de samaya solo por escuchar mi nombre, pensar en mí o recitar las cien sílabas, el más majestuoso de todos los mantras secretos! ¡Hasta que esto se cumpla pueda permanecer yo sin despertar!
Y:
¡Pueda estar presente ante todos aquellos que tienen defectos en los y rompimientos de los compromisos de  samaya y pueda purificarlos y a sus obscuraciones!
Debido a la fuerza de estas plegarias, las aspiraciones iluminadas de Vajrasattva son distintas a las de otros buddhas. En su naturaleza, él encarna las cien familias de los buddhas, las cinco familia de los buddhas, y así. Siendo que él es el señor que todo lo permea de las cien familias de los buddhas y el único buddha en la familia del gran secreto, él es diferente de cualquier otra deidad. Puedes ir ante cada uno de los buddhas de las diez direcciones y esforzarse en aplicar los métodos para la confesión, pero está dicho que es mejor aún practicar la confesión visualizando tu propio maestro, del cual todos los mandalas emanan y en quien son reabsorbidos, indivisible de Vajrasattva.

So Jong o Confesión

Cualquier práctica de Vajrasattva está relacionada a la práctica de confesión (Tib. so-jong) y purificación como se presenta en todas las tradiciones budistas.

Las Palabras de Mi Maestro Perfecto por Patrul Rinpoche es el más popular texto en las Prácticas Preeliminares  del Budismo Vajrayana. La sección sobre “meditando en el maestro como Vajrasattva para purificar todas las oscuraciones” enseña

1.Como las oscuraciones pueden ser purificadas a través de la confesión.

El principal obstáculo que previene que todas las experiencias y realizaciones extraordinaras del profundo camino puedan surgir son las acciones negativas, oscuraciones y tendencias habituales. “Oscuraciones” son los factores de las emociones negativas y conceptualizaciones que cubren y oscurecen nuestra naturaleza búdica. Como la superficie de un espejo tiene que ser limpiado para permitir a las formas reflejarse en el, así mismo nuestras oscuraciones tienen que ser eliminadas para permitir la realización aparecer como un reflejo en el espejo del Suelo de todo. El Conquistador [Buddha Shakyamuni] enseñó incontables métodos de purificación para este propósito, pero el mejor de ellos es la meditación y recitación relacionada al maestro Vajrasattva.

Cualquier acción negativa puede ser purificada a través de la confesión: “no hay ningún acto que no pueda ser purificada a través de la confesión”. Sin embargo, “(la) purificación solo puede tomar lugar cuando te confiesas sinceramente en la manera correcta” que es primero dando surgimiento a la bodhichitta — que es, centrándose con una pura intención el deseo de ayudar a todos los seres sintientes a obtener la iluminación sin excepción. Esta es la Verdadera Aspiración que es, en sí misma, un purificador de todas las acciones negativas del pasado.

Las Cuatro Fuerzas

1. La fuerza del soporte —  esta fuerza consiste en tomar refugio en Vajrasattva y cultivar los aspectos de la aspiración y la aplicación de la bodhichitta. En otros casos el soporte sería el objeto en particular a que se dirge la confesión. Por ejemplo, cuando se recita la confesión del Sutra en Tres Partes, os Treinta y Cinco Budas son el soporte. Puede serlo también un maestro o una representación del cuerpo, la palabra o la mente de los budas. En resumen, la fuerza del soporte puede ser cualquier ser o cualquier cosa cuya presencia uno se confiesa.

Antes de efectuar cualquier confesión es indispensable cultivar los aspectos de la aspiración y la aplicación de la bodhichitta. El Buda enseñó que confesar las acciones negativas y las caídas aplicando las cuatro fuerzas pero sin cultivar bodhichitta reducirá vuestras faltas pero no las eliminará por completo. Sin embargo, engendrar auténticamente la bodhichitta purificará naturalmente todas vuestras acciones negativas pasadas, cualesquiera que éstas sean.

2. La fuerza del arrepentimiento por haber actuado mal — consiste en arrepentirse de todas las acciones nocivas que se hayan cometido en el pasado. No puede haber purificación si no se reconocen como perjudiciales las acciones negativas que uno haya cometido y se confiesan con profundo arrepentimiento sin ocultar nada. En el Sutra de las Tres Partes se dice:

“Lo confieso todo, sin encubrir ni ocultar nada”

El siddha y erudito Karma Chagme dijo:

La confesión sin arrepentimiento no purifica.
Puesto que las accioes del pasado
son como venenoo en nuestro interior,
confesadas con vergüenzas, pavor y arrepentimiento.

3. La fuerza de la resolución — la fuerza de la resolución consiste en recordar las faltas que se hayan cometido y decidir, desde hoy, no se van a volver a cometer de nuevo, ni aun a costa de la propia vida que tanto estimamos. En el Sutra de las Tres Partes se recita:

Prometo no volverlas a cometer de nuevo

Y en la Oración de Sukhavati:

Sin un compromiso para el futuro no hay purificación.
Por ello tomo el voto de no cometer desde ahora
acciones negativas en el futuro, ni aun a costa de mi vida.

4. La fuerza de la acción como antídoto — esta fuerza implica efectuar tantas acciones positivas como os sea posible como antídoto contra las acciones negativas que hayáis cometido en el pasado. Se refiere especialmente a hacer postraciones a los budas y bodhisattvas, alegrarse de los méritos de otros, dedicar vuestros méritos para la Iluminación, cultivar los aspectos de aspiración y aplicación de la bodhichitta y permanecer en la naturaleza de la mente, el estado inalterado de la Realidad última.

 

Puesto que no hay de hecho un método más profundo para purificar las acciones negativas que meditar en bodhichitta y mantener el flujo del estado inalterado de la Realidad última, no os separéis de ninguno de los dos cuando realicéis la meditación en Vajrasattva: la purificación con el descenso del néctar, la recitación del mantra de las cien sílabas, etcétera.

 

Resultado de imagen para vajrasattva