Síguenos en

Aula virtual

Achi Choyi Drolma


Madre Achi fue la bisabuela de Lord Jigten Sumgon, fundador del Linaje Drikung. Hasta el día de hoy, ella sigue siendo una gran protectora del dharma de las enseñanzas del Buda. Aunque Achi tiene un compromiso particular para proteger a Drikung Kagyu, todos los linajes del budismo tibetano la reconocen y la practican.


 

Achi Chokyi Drolma es una protectora de dharma muy poderosa y logra rápidamente eliminar obstáculos, es la protectora de los mil Buda y una protectora especial de la tradición Drikung Kagyu. Como protectora del dharma, ella ayuda a los practicantes que le rezan. En este momento en nuestro mundo necesitamos un protector que pueda ayudarnos a eliminar obstáculos y crear condiciones para disminuir el sufrimiento y beneficiar a todos los seres.”

“Desde el vasto valle del cielo maravilloso e incondicionado, Chokyi Dron propagó el Gran Vehículo en las Diez Direcciones. [Ella es] la maestra guardiana de la abuela de Jigten Gonpo (Jigten Sumgon)

Su Santidad el 2do Dalai Lama, Gyalwa Gendun Gyatso


 

 

 

Achi Chokyi Drolma es una gran protectora del dharma de las enseñanzas de Buddha. Es la emanación de Vajra Yogini, encarnación de la sabiduría y de la compasión de todos los Buddhas. Es la divina madre de los Buddhas manifestada fuera de la compasión bajo la forma de las Dakinis de las cinco familias búdicas. Para beneficiar a los seres en el samsara, ella muestra un ilimitado número de manifestaciones en diversos tiempos y en diversas dimensiones del espacio.

Desde el punto de vista ritual, ella funciona no solo como una protectora del Dharma semi-iracunda, sino en las prácticas de meditación como una gurú, una posible consorte e incluso una deidad tutelar o yidam. Chokyi Drolma, literalmente significa «Salvador del Dharma», y el título familiar Achi, que simplemente se traduce como «abuela».

Achi Chokyi Drolma nació de una pareja sin hijos que había viajado a Swayambhunath Stupa en Nepal para peregrinar. A los tres años comenzó a recitar el mantra de Tara y se lo enseñó a otros. Más tarde en la vida, dio a luz a cuatro hijos y dos generaciones más tarde, Jigten Sumgon nació en su familia.

Cuando llegó el momento de que la vida de Achi Chokyi Drolma terminara, después de enseñar las preciosas enseñanzas del Buda a innumerables seres, se refugió en una cueva. Junto con sus alumnos participó en una gran ofrenda tsok (sánscrito: ganachakra). En este momento, sus alumnos obtuvieron logros espirituales tanto ordinarios como supremos. Fue aquí donde Achi Chokyi Drolma compuso una sadhana o manual de oración diaria consigo misma como la deidad central y prometió cuidar las enseñanzas del Buda, especialmente las que propagaría su bisnieto Jigten Sumgon. Luego voló a Kechara Paradise (la tierra pura de Heruka Chakrasamvara y Vajravarahi) en un caballo azul sin abandonar su cuerpo físico, que recuerda a 75 de los famosos 84 grandes Mahasiddhas de la antigua India.



Una breve Historia sobre Achi Chokyi Drolma

“En el país de Oddiyana en donde  se originó el Vajrayana está el palacio divino en el que Vajra Yoguini se manifestó bajo la forma de Vajra Dakini y tomó el compromiso de proteger las enseñanzas de Buddha. Este compromiso lo hizo a las cinco familias de las Dakinis  de Sabiduría. Más tarde, en el octavo siglo, cuando gurú Padmasambhava fue invitado al Tíbet para difundir las enseñanzas del Dharma, él bendijo muchos lugares en Tíbet y meditó en muchas cuevas. Entre estas estaba Tidro, una cueva cerca de Drikung donde gurú Rinpoche pasó siete años -es el mayor tiempo que pasó que en cualquier otro lugar de Tíbet. Durante este período Vajra Yoguini apareció bajo la forma de la Karma Dakini principal y prometió proteger las enseñanzas del Vajrayana. Éstas son las manifestaciones en jnanakaya (cuerpo de sabiduría) a través del cual protegió las preciosas enseñanzas y benefició a todos los seres sensibles.

Según la profecía en el tantra Chakrasamvara se dice que:

“La cabeza de las Karma Dakinis surgirá en la zona de la cueva de Tidro en Drikung. Será una manifestación del nirmanakaya de Vajra Yoguini.”

Alrededor del siglo once en Shoto, en la región de Drikung (Tíbet central), vivía una familia que no podía concebir a un niño. Para procrear un niño hicieron un peregrinaje a Swayambhu en Nepal. Rogaron fervientemente por un niño y una noche la mujer, Driza Dharzam, tuvo un sueño en el que un sol plenamente luminoso apareció en el este e irradió luz en las diez direcciones y después se disolvió en su matriz e irradió luz que llenó todo el universo, iluminando especialmente su país de nacimiento. Esa misma noche, su marido Nanam Chowopal soñó que un rosario de límpida luz blanca emanó de la Tierra Pura del este y se introdujo en la matriz de su esposa. Por la mañana comentaron sus sueños y él dijo: “un hijo especial nos nacerá y debemos tomar mucho cuidado hasta que este niño nazca.” Realizaron un ofrecimiento de tsog; oraron plegarias poderosas para el cumplimiento de sus deseos y después volvieron a su tierra natal en Drikung.

Llegó el tiempo del nacimiento y nació una hija extraordinaria en el lugar llamado Kyetrag Thang. Hubo numerosas señales propicias y su cuerpo era de alba pureza e irradiaba rayos de luz. Aún pequeña, recitaba siempre el mantra de Tara y a la edad de tres enseñaba el mantra a otros niños. Ella creció rápidamente y era increíblemente hermosa. Sus padres murieron cuando todavía era muy joven por lo que permaneció con su tío. Muchos deseaban casarse con ella pero ella rechazó a todos diciendo: “iré a Kham (Tíbet del este), allí vive un gran yogui que descienda del noble clan de la raza de Kyura. Nos casaremos y nuestros hijos e hijas y las futuras generaciones serán personas extraordinarias que beneficiarán a todos los seres sensibles con la difusión de la esencia de las enseñanzas del Buddha.” Entonces, acompañando a un comerciante, viajó a Kham.

Llegaron un lugar llamado Dentod Tsonrur y dijo a su compañero, “éste es el lugar en que tengo que permanecer.” Salió y fue a encontrarse con el gran santo Ame Tsultrim Gyatso a quien dijo, “aunque no tengo ningún apego a la vida mundana, si nos unimos nuestros descendientes generarán muchos seres iluminados los que beneficiarán mucho a las enseñanzas del Buddha.”

El día de su matrimonio, Ame Tsultrim Gyatso no tenía algunas cosas para organizar la ceremonia. Drolma dijo, ‘no te preocupes, me encargaré de eso’. Diciendo así, milagrosamente sacó un damaru de su bolsillo derecho y un kapala desde su izquierdo. Luego golpeando el damaru y sosteniendo la kapala en su mano hizo un baile místico mientras miraba hacia el cielo.  Inmediatamente la casa estuvo llena de los mejores alimentos y bebidas y las prendas más ricas con las que vestirse – lo que dio gran satisfacción y placer a todos los invitados.

Vivieron juntos y con el tiempo dio a luz a cuatro hijos: Namkhe Wangchuk, Pekar Wangyal, Sonam Pal y Kathung Trushi. Estos hijos eran excepcionalmente inteligentes y se convirtieron en estudiosos tanto a nivel temporal como espiritual.

De sus cuatro hijos, Pekar Wangyal tuvo cuatro hijos. Fueron Khenpo Dharma, Konchog Rinchen, Tsunpo Bar  y Naljor Dorje -de estos cuatro, Naljor Dorje se convirtió en el padre del gran Ratna Shri Jigten Sumgon, el gran Drikungpa, que fue la reencarnación de Nagarjuna.

Mucho tiempo después, Drolma dijo:

“Conscientemente he nacido en el samsara con el fin de cumplir con mis aspiraciones de proteger las enseñanzas del Buddha y por el bienestar de todos los seres sensibles. Por esto, he otorgado los siddhis ordinarios y supremos a mis seguidores.”

Condujo a sus seguidores a una enorme cueva llamada Tingring. La cueva era muy sagrada, contenía muchos preciosos termas y había muchas estatuas autogeneradas de los Budas y Bodhisattvas, Yidams, Dakinis y protectores del Dharma en las rocas dentro de la cueva. Un cadáver fue traído y transformó ese cadáver en una ofrenda de gran tsog. Los que participaron de ese tsog les fueron otorgados los siddhis ordinarios y supremos. Luego compuso un texto que contiene una sadhana de ella y prometió cuidar las enseñanzas de Buddha en general y proteger la esencia de la enseñanza del Buda que aparecerá en el futuro. Luego dijo:

“Mis actividades a través de este cuerpo han llegado a su fin”- y voló hasta el campo búdico en su caballo azul sin salir de su cuerpo.

Cierta vez cuando Jigten Sumgon permanecía en Jangchub Ling en Drikung Thil, escuchó el sonido del damaru acompañado de hermosas canciones celestiales. Drubthob Khamba Gyagarwa, un discípulo del gran yogui estaba allí y preguntó a Jigten Sumgon acerca de la música. Jigten Sumgon dijo:

“Los sonidos incomparables son de Achi Chokyi Drolma, mi abuela, que es una dakini de sabiduría.”

Entonces Drubthob Khamba le pidió insistentemente que diera un método sobre cómo practicar Achi Chokyi Drolma y entonces Jigten Sumgon compuso una sadhana de diez hojas que está en el ‘Achi Pebum’.

En el Tantra Buda Me-Che Barwa se dice:

“Después de innumerables kalpas en un sistema de mundos llamado Pema-Chan, ella se convertirá en la  perfectamente iluminada Bhagavan, Tathagata, Arhat, Samyak Sambuddha – cuyo nombre será Pema Dampe-Pal.”


 


La naturaleza de Achi Chokyi Drolma

Al comparar la biografía de Achi Chokyi Drolma con las de otras figuras del budismo tibetano como Machig Labdron, se aclaran los argumentos utilizados para demostrar que ella es una figura de Buda aceptada. Estos incluyen un nacimiento auspicioso, habilidades milagrosas y atributos físicos. Su posición como la bisabuela de Jigten Sumgon también se destaca, lo que le da crédito a quienes denuncian su naturaleza iluminada. El caso de rastrear una línea de sangre hasta un ancestro materno sobrenatural no es inusual con las biografías de muchas figuras grandes e históricas del Tíbet. Esto no habría sido necesario si ella fuera aceptada como una protectora Dharma iluminada desde el comienzo de su práctica.

Incluso los grandes maestros de otras tradiciones se esforzaron por garantizar que Achi Chokyi Drolma fuera legitimada como un protector iluminado. Su Santidad el 2do Dalai Lama, Gyalwa Gendun Gyatso (1476-1542 CE) dijo:

“Desde el vasto valle del cielo maravilloso e incondicionado, Chokyi Dron propagó el Gran Vehículo en las Diez Direcciones. [Ella es] la maestra guardiana de la abuela de Jigten Gonpo (Jigten Sumgon)”

Como Drikung está cerca de Amdo, su práctica también se extendió a los monasterios de otros linajes, incluidos los monasterios Gelugpa de Gaden , Sera y Drepung. De hecho, en la historia reciente, cuando Pomra Khangtsen dejó la Universidad Monástica de Sera Mey para comenzar el Monasterio Serpom en 2008, esos pocos monjes que se quedaron renombraron a su fraternidad Pobhor Khangtsen y tomaron a Achi Chokyi Drolma como su protector de Khangtsen, a la luz de los problemas políticos actuales . en torno a la práctica de Dorje Shugden.

Lo que es sorprendente y más destacado por los biógrafos, practicantes y comentaristas es el hecho de que Achi Chokyi Drolma, en lugar de un dios o espíritu nativo de montaña, es una emanación real de Vajrayogini, que la separa del reino de los protectores del Dharma inferiores y mundanos. Esto eleva su estado a la Budeidad, un nivel en el que no puede haber ningún error en que su práctica es beneficiosa y sin problemas



Práctica de Achi Chokyi Drolma

Además de la sadhana original, compuesta por la propia Achi Chokyi Drolma, hay muchas otras sadhanas y textos de práctica que existen hoy en día dentro del linaje Drikung Kagyu. La más notable es la sadhana compuesta por su bisnieto, Jigten Sumgon, el fundador del linaje Drikung.

Thangka representativa, práctica de la visión pura de Achi Chokyi Drolma

Como protectora del Dharma, se la visualiza en un caballo azul de la sabiduría, con el atuendo de un dakini celestial. Su caballo de sabiduría simboliza la rapidez de sus actividades iluminadas para ayudar a los seres sensibles, larga vida, salud y éxito. En su mano izquierda sostiene una kapala (copa de calavera) al nivel de su corazón. La copa del cráneo contiene una joya que cumple los deseos, lo que simboliza que tiene la capacidad de otorgar todo lo necesario para la vida secular y espiritual, cuando sea necesario y solicitado. En su mano derecha toca el damaru (tambor ritual), el sonido que representa el poder del Dharma. Su práctica es beneficiosa para eliminar los obstáculos internos y externos para practicar el Dharma, al tiempo que otorga una gran protección. A diferencia de muchos otros protectores del Dharma, su semblante es más pacífico que colérico.

Hay muchos ejemplos de practicantes que ayudan a Achi Chokyi Drolma. Por ejemplo, cuando el actual Su Santidad Chungtsang Rimpoché fue encarcelado en un campo de trabajo forzado después de la invasión china del Tíbet, se vio a una mujer que lo visitaba y le traía comida. Esto fue imposible debido a las restricciones impuestas a los prisioneros en ese momento. Se dice que esta mujer era en realidad Achi Chokyi Drolma. En otro caso, Achi también ayudó a Su Santidad Chetsang Rimpoché a cruzar el Himalaya hacia la India, mientras escapaba del Tíbet. Al descubrir que su ruta estaba bloqueada por una grieta en un glaciar, comenzó a retroceder por donde había venido. Sin embargo, al mirar por encima de sus hombros, vio a una mujer parada al otro lado de la grieta y pensó para sí mismo que debía haber una forma de superarla. Volvió sobre sus pasos para encontrar que la grieta ya no estaba allí, para poder continuar su viaje a la India. La mujer misma tampoco estaba a la vista.


De «El Tesoro Glorioso de Todos los Deseados Sadhana de la Visión Pura Achi»

“Hung Hrih!
La madre del glorioso e inmutable dharmadhatu
es el protector del dharma Achi Choedron ma.
Te alabo a ti y a la asamblea de tu familia,
incluidas las emanaciones y los séquito,
que representan las actividades de gran dicha.”

“Om Mama Tsakra Soha
Yar Du Sarwa Du
Ra Dza Ra Dza Du
Mama Du Hung Phet Soha”




Fuente:

http://vervajra.blogspot.cl/2016/05/una-breve-historia-de-achi-chokyi-drolma.html