Síguenos en

Aula virtual

Precioso Renacimiento Humano


El comentario sobre lo difícil que es encontrar las libertades y condiciones favorables va precedido por una explicación sobre el modo correcto de escuchar las enseñanzas espirituales.

 

  1. EL MODO CORRECTO DE ESCUCHAR LAS ENSEÑANZAS ESPIRITUALES

El modo correcto de escuchar las enseñanzas tiene dos aspectos: la motivación correcta y la conducta correcta.

 

  1. Motivación

    La motivación correcta comprende la inmensa aspiración de la bodhichitta y los medios inmensamente hábiles del Mantrayana Secreto.

 

1.1 LA INMENSA ASPIRACIÓN DE LA BODHICHITTA

No hay ni un sólo ser en el samsara, el gran océano de sufrimiento, que desde el tiempo sin principio no haya sido alguna vez nuestro padre o nuestra madre. Cuando fueron nuestros padres, su única preocupación fue criarnos con el mayor cariño posible, protegiéndonos con gran amor dándonos lo mejor de su propia comida y vistiéndonos lo mejor posible.

Todos esos seres que han sido tan bondadosos con nosotros quieren ser felices, sin embargo ignoran que la causa de la felicidad es practicar las diez acciones positivas. Ninguno de ellos quiere sufrir, pero no saben que para ello deben evitar las diez acciones negativas que son la causa del sufrimiento. Sus acciones se oponen a sus deseos más profundos. ¡Pobres seres, perdidos y confusos, como un ciego abandonado en medio de un desierto!

Pensad: “Voy a escuchar y poner en práctica el Dharma profundo para beneficiar a todos estos seres, mis padres, atormentados por las aflicciones de los seis reinos de existencia. Les guiaré para que se liberan de todos los fenómenos kármicos, tendencias habituales y sufrimientos de cada uno de los seis reinos y alcancen el estado de la budeidad perfecta”. Es importante tener esta motivación cuando se escuchen las enseñanzas o se ponen en práctica.

Siempre que hagáis algo positivo, ya sea de mayor o menor importancia, es indispensable que apliquéis los tres métodos supremos. Antes de empezar, generad bodhichitta como un medio hábil para asegurar que lo que hagáis será causa de resultados positivos en el futuro. Cuando estéis efectuando la acción, evitad los conceptos, para que el mérito no pueda ser destrozado por las circunstancias. Al finalizar, sellad adecuadamente la acción dedicando los méritos, lo que asegurará que aumenten cotinuamente cada vez más.

El modo de escuchar el Dharma es muy importante. Pero todavía más importante es la intención con la cual lo esucháis.

 

Lo que hace aque una acción sea positiva o negativa

no es su aparencia, ni si es grande o pequeña,

sino la intención, buena o mala, que hay tras ella.

 

Por muchas enseñanzas que se oigan, si al escucharlas se está motivado por intereses ordinarios centrados en esta vida, tales como deseo de grandeza, fama o cualquier otro lo que se practique no será el Dharma auténtico. Así, antes de nada, es muy importante volverse hacia dentro y adoptar la motivación adecuada. Si sabéis cómo hacerlo, los medios hábiles impregnaran vuestras acciones positivas, éstas tendrán méritos incalculables y estaréos en el camino de los grandes seres. Pero si no sabéis, aunque penséis que estáis estudiando y practicando el Dharma, ya sea meditando en una deidad, haciendo postraciones, circunvalaciones o recitando un mantra, incluso tan sólo un mani, es esencial generar bodhichitta.

 

1.2 LOS MEDIOS INMENSAMENTE HÁBILES DEL MANTRAYANA SECRETO

La Antorcha de los Tres Métodos dice del Mantrayana Secreto:

 

Idéntico objetivo pero sin ninguna confusión,

rico en medios y sin dificultades,

es para aquellos con facultades agudas.

Sublime es el Vehículo de los Mantras.

 

El Mantrayana tiene muchos caminos de acceso. Dispone de numerosos métodos para acumular méritos y sabiduría, y profundos medios hábiles para hacer que se manifieste en nosotros la budeidad sin que tengamos que sobrellevar grandes dificultades. La base de estos métodos es el modo en que enfocamos nuestras aspiraciones.

 

Todo es circunstancial

y depende totalmente de nuestras aspiraciones

No consideréis el lugar donde se está enseñando el Dharma, al maestro, etcétera, como ordinarios o impuros. Mientras escucháis, antened claramente en la mente las cinco perfecciones:

El lugar perfecto es el palacio del espacio absoluto, denominado Akanishtha, el Insuperable. El Maestro perfecto es Samantabhadra, el dharmakaya. La asamblea perfecta está compuesta por los bodhisattvas y deidades, masculinos y femeninos, del linaje mental de los Victoriosos y del linaje simbólico de los vidyadharas.

O podéis considerar que el lugar donde se está enseñando el Dharma es el palacio de Luz de Loto de la Montaña Gloriosa de Color Cobrizo. El maestro que enseña es Padmasambhava de Oddiyana y nosotros, que recibimos las enseñanzas, somos los Ocho Vidyadharas, los Veinticinco Discípulos y los dakas y dakinis.

O bien, que el lugar perfecto es la tierra pura del este, Alegría Manifiesta, donde el maestro Vajrasattva, el sambhogakaya perfecto, está enseñando a la asamblea de las deidades de la familia del Vajra y a los bodhisattvas femeninos y masculinos.

También, el lugar perfecto donde se está enseñando el Dharma puede ser la tierra pura del oeste, Felicidad, el maestro perfecto el buda Amitabha, y la asamblea perfecta los bodhisattvas y deidades de la familia del Loto.

En cualquier caso, la enseñanza es la del Gran Vehículo y el tiempo es la rueda de la eternidad girando continuamente.

Estas visualizaciones son para ayudarnos a entender cómo son las cosas en realidad. No es algo que ahora creemos momentáneamente que realmente no existe.

El maestro personifica la esencia de todos los budas de los tres tiempos. Él es la unión de las Tres Joyas: su cuerpo es la Sangha, su palabra el Dharma y su mente el Buda. Él es la unión de los Tres Kayas: su cuerpo es el nirmanakaya, su palabra es el sambhogakaya y su mente el dharmakaya. Él es la personificación de todos los budas del pasado, el origen de todos los budas del futuro y el representante de todos los budas del presente. Puesto que él admite como discípulos suyos a seres imperfectos como nosotros, a quienes ninguno de los mil budas de la kalpa Favorable ha podido ayudar, su compasión y bondad superan a la de todos los budas.

 

El maestro es el Buda, el maestro es el Dharma,

el maestro también es la Sangha.

El maestro es el que da lugar a todo.

El maestro es el glorioso Vajradhara.

 

Nosotros, la asamblea reunida para escuchar las enseñanzas, que tenmos la naturaleza búdica como base y nuestra preciosa vida humana como  soporte que hemos encontrado a un amigo espiritual y seguimos sus consejos, somos los budas del futuro. como dice el Tantra de Hevajra:

 

Todos los seres tienen la naturaleza búdica,

pero están oscurecidos por manchas adventicias.

Cuando éstas se disipan, su budeidad se manifiesta.